Los ocho mapas de la desigualdad: en el mundo hay mejor acceso a teléfono móvil que a agua y electricidad


Cabecera

Senegal es uno de los países con más pobreza del planeta con un ratio que roza casi el 40%. Un 22% de su población no tiene acceso a agua potable y un 40% tampoco lo tiene a electricidad. Cifras que sin embargo aumentan cuando se trata de la tecnología.

Más concretamente del uso del teléfono móvil. Y es que en Senegal hay 99,95 abonos a teléfonos móviles por cada 100 habitantes, según datos del Banco Mundial.

Este por llamativo que parezca, podría ser un solo ejemplo. Un caso aislado que nada tiene que ver con la fotografía que hacemos a nivel global. Pero lo cierto es que como Senegal hay más. Unos cuantos más.

La cada vez más creciente disparidad y el paso acelerado que la tecnología lleva imprimiendo desde hace lustros, ha dibujado nuevos mapas que vuelven a poner la tilde en una crisis que cada vez es más grande: la de la desigualdad.

África, el continente donde hay casi más abonos a teléfonos móviles que gente con acceso a agua y electricidad

África es de hecho uno de los territorios que más desigualdad alberga a nivel global. Siete de los diez países más desiguales del mundo están en este continente. La mayoría en el África meridional. Entre los que tienen mucho y los que no tienen nada o casi nada, la brecha es cada vez mayor.

Pero hablemos de cifras. En África hay 634 millones de personas que viven sin electricidad. O lo que es lo mismo, más del 50% de la población, según datos de la Agencia Internacional de Energía.

Lo cierto es que África sigue todavía muy por detrás de otras regiones en materia de acceso a electricidad. Algo que a ojos del Banco Mundial resulta "irónico", pues el continente alberga una enorme cantidad de potencial en cuanto a energías renovables como la solar o hidroeléctrica.

Y si al principio de este post, decíamos que Senegal no es un caso aislado, es que no lo es. En Mali, siete de cada diez personas viven sin electricidad y un 41% sin acceso a agua potable. Eso sí, en el mismo país hay 139 abonos a teléfonos móviles por cada 100 habitantes.

Y es que en África hay unas 14 regiones en las que el número de abonos a teléfonos móviles por cada 100 personas, supera y de largo los 100 puntos porcentuales.

Botswana es el que lidera esta lista. Allí hay 169 líneas de teléfono móvil cada 100 habitantes. Un país en el que también un 47% de la población vive sin electricidad y 4 de cada 10 personas no tienen acceso a agua potable.

Y es que el avance de la tecnología y el acceso a Internet ha persistido casi de manera infranqueable, mientras que otros aspectos de índole económica sí que han encontrado más escollos por el camino.

Los bajos precios de las materias primas y el abaratamiento del petróleo han venido ralentizando ese crecimiento que en la mayoría de los países de África se antojaba más que necesario. Algo que ha motivado esas enormes disparidades entre diferentes regiones e incluso dentro de las mismas.

Más ejemplos. En Guinea Ecuatorial un 51% de la población vive sin acceso a agua potable, mientras que un 62,7% tiene línea de teléfono móvil. Caso muy similar al de Angola, donde la mitad de la población tampoco tiene agua potable, pero hay 60 abonos a móviles por cada 100 personas.

El Banco Mundial ya ha avisado en numerosas ocasiones de la desigualdad que sigue imperando en el territorio africano. Varios organismos internacionales continúan buscando soluciones que mitiguen el problema, pero la realidad es que aunque se gane en mejoras económicas y educativas, el número de pobres aumenta cada año.

Asia, líder en crecimiento… de unos pocos

El continente asiático, que alberga más de la mitad de la población mundial, ha liderado durante los últimos lustros el crecimiento mundial. Aquí la pobreza extrema se ha reducido más rápido que en cualquier otra región.

Ha bajado del 80% en 1981 a un 7,2% en 2012. Una aceleración que eso sí se ha tornado en un más que serio hándicap cuando se ha tratado de repartir equitativamente estos beneficios. Y es que la desigualdad sigue siendo uno de sus mayores quebraderos de cabeza.

En Asia los teléfonos móviles son artículos vistos casi como de primera necesidad. Y la realidad es que los datos hablan por sí solos. De los diez países con mayor tasa de líneas de teléfono móvil, nueve pertenecen al continente asiático.

El líder indiscutible de esta lista es Macao, una pequeña región en la costa sur de China. Allí hay 324 abonos de telefonía móvil por cada 100 personas. Le siguen Kuwait (231) y Hong Kong (228). Eso sí, en estos países prácticamente toda la población tiene acceso a agua y electricidad.

Pese a todo, sí es cierto que en Asia no hay ninguna región donde más de la mitad de sus población no tenga acceso a agua potable. En este sentido, la peor parada es Afganistán, donde un 44% de personas viven sin agua y hay 61 líneas de teléfono móvil por cada 100 habitantes.

Lo cierto es que Asia es un continente que se enfrenta a un enorme déficit de infraestructura debido al acelerado proceso de urbanización. Lo que provoca que aún siendo la región con mayor acceso a teléfono móvil, tenga cientos de millones de personas que viven sin electricidad y sin servicios de saneamiento adecuados.

Y es que la rápida migración a las ciudades ha provocado el surgimiento de grandes asentamientos precarios, contaminación y degradación ambiental, según el Banco Mundial.

Y es precisamente aquí donde peor parado sale el continente asiático: en el acceso a electricidad. Hasta en 9 países hay más del 30% de la población que vive a oscuras, según datos del Banco Mundial y de la Agencia Internacional de Energía.

En Corea del Norte, un 70,44% de sus habitantes no tiene acceso a electricidad. Le siguen Birmania (67,86%), Camboya (65%) y Timor Oriental (58,4%).

América Latina, la región con más desigualdad

Ya hemos dicho que Asia es el continente más desigual del planeta, pero si ampliamos algo más la fotografía damos con América Latina, la región con más disparidad. Algo de lo que por cierto ya ha alertado el Foro Económico Mundial.

Eso sí, cabe destacar que la desigualdad latinoamericana no está tan enfocada en los bienes de primera necesidad como agua y electricidad (esos que vemos que escasean y mucho en países de Asia o de África). Y es que según datos del Banco Mundial, Haití es el único país de esta zona cuyas cifras sí son alarmantes: un 42% viven sin acceso a agua potable y más de un 70% sin acceso a electricidad.

En el resto de países, el porcentaje de personas sin acceso a agua y electricidad está por debajo de los 10 puntos porcentuales a excepción de algunos como Nicaragua. Allí 23 de cada 100 habitantes viven a oscuras y un 13% no tienen agua potable. Por cierto que en esta misma región hay 116 líneas de teléfono móvil por cada 100 personas.

Acceso a agua, acceso a teléfono móvil y acceso a electricidad en todo el mundo

También te recomendamos


Watly, un impresionante sistema que traería agua potable, energía e internet a zonas remotas


La mano impresa en 3D en España que cambia una vida en África


¿Y si te pagaran por consumir electricidad? En Alemania pasó el domingo (y gracias a las renovables)


La noticia

Los ocho mapas de la desigualdad: en el mundo hay mejor acceso a teléfono móvil que a agua y electricidad

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Sandra Sánchez

.


Leer más: Xataka | Autor: Sandra Sánchez

¿Cuál es tu reacción?

Jajaja Jajaja
0
Jajaja
Genial Genial
0
Genial
Falló Falló
0
Falló
Lindo Lindo
0
Lindo
Oh mi Dios Oh mi Dios
0
Oh mi Dios
¿Qué rayos? ¿Qué rayos?
0
¿Qué rayos?
Triste Triste
0
Triste