Koenigsegg le recuerda a Bugatti quién manda, pulverizando el 0-400-0 km/h del Chiron



Hace unas semanas los de Molsheim anunciaban a bombo y platillo – publicando un vídeo cargado de música épica, producido con carísimos medios como un segundo Bugatti Chiron como coche cámara – que su niño mimado, el Bugatti Chiron, había logrado acelerar desde parado hasta los 400 km/h, y volver a detenerse, en sólo 42 …

Hace unas semanas los de Molsheim anunciaban a bombo y platillo – publicando un vídeo cargado de música épica, producido con carísimos medios como un segundo Bugatti Chiron como coche cámara – que su niño mimado, el Bugatti Chiron, había logrado acelerar desde parado hasta los 400 km/h, y volver a detenerse, en sólo 42 segundos. En Koenigsegg no cayó bien este anuncio. Principalmente porque ellos idearon las primeras pruebas de este estilo, haciendo el 0-300-0 km/h con coches como el One:1. Silenciosamente, sin tantos medios pero mucho más empeño, planearon una dulce venganza que ahora sirven fría a Bugatti.

Koenigsegg quiere que Bugatti lo tenga claro: el rey del 0-400-0 km/h es el Agera RS. Ni siquiera sacaron del garaje al One:1 o el Regera.

Ni cortos ni perezosos, se acercaron a la pista de aterrizaje de Vandel – cuyo firme data de la Segunda Guerra Mundial y no posee una gran adherencia – con uno de sus coches, con el objetivo de batir los 42 segundos logrados por Bugatti. El coche elegido fue el Agera RS, un brillante superdeportivo de producción limitada, con una serie de modificaciones. Esas modificaciones atañen al motor 5.0 V8 Biturbo de la fiera, capaz ahora de desarrollar una potencia de 1 megawatio, o 1.360 CV – junto a 1.371 Nm de par motor. Estas especificaciones mejoradas corresponden a un modelo fabricado para un cliente estadounidense.

Cliente que podrá decir que su Agera RS ha tenido el mejor rodaje posible: batir a un Bugatti Chiron con total autoridad. Esta unidad en concreto conserva la cinta que protege algunas partes sensibles durante el transporte, y ha sido dotada de una jaula antivuelco opcional, que eleva el peso de la unidad ligeramente por encima de los 1.300 kilogramos. Para conseguir una consistencia en la prueba, Koenigsegg recurrió al piloto Niklas Lilja, único conductor del superderportivo sueco. Las condiciones climáticas eran casi perfectas, con una temperatura ambiental de unos 15 grados centígrados.

El coche perdió tracción en primera, segunda, tercera y al cambiar a cuarta, a más de 180 km/h. Aún así, logró vencer al Bugatti de forma fulminante.

El equipo de Christian von Koenigsegg apenas tuvo que poner a punto el Agera RS, sólo modificaron ligeramente el ángulo del spoiler trasero en busca de un coeficiente aerodinámico marginalmente mejor. Este es el resultado del 0-400-0 km/h del Koenigsegg Agera RS – cuya relación peso-potencia es más favorable que la del Bugatti Chiron.

Como habréis podido comprobar, el 0-400-0 km/h del Koenigsegg Agera RS ha transcurrido en sólamente 36,44 segundos, recorriendo 2.441 metros de los 2.800 metros de longitud que esta pista de aterrizaje tenía. Es seis segundos más rápido que el Bugatti Chiron. El caso es que para conseguir este tiempo, el Koenigsegg Agera RS aceleró hasta los 403 km/h, deteniéndose en menos de 10 segundos desde el accionamiento del freno de servicio. Su 0-403-0 km/h se tomó sólamente 37,25 segundos, recorriendo 2.535 metros – aún más rápido que el Bugatti. ¿Habíamos mencionado que el Agera RS es de propulsión trasera, y no de tracción integral?

Y así es como David vuelve a vencer a Goliat, llenando nuestros corazones petrolhead de felicidad y pasión por la superación.



Leer más: Diariomotor | Autor: Sergio Álvarez

¿Cuál es tu reacción?

Jajaja Jajaja
0
Jajaja
Genial Genial
0
Genial
Falló Falló
0
Falló
Lindo Lindo
0
Lindo
Oh mi Dios Oh mi Dios
0
Oh mi Dios
¿Qué rayos? ¿Qué rayos?
0
¿Qué rayos?
Triste Triste
0
Triste