in

Una madre envió a su hija a la escuela con una grabadora, ahora está acusada de un delito grave


Por Kristine Phillips
(iStock)

Una madre de Virginia confirmó que fue acusada de felonía después de que llevara a su hija a la escuela con una grabadora de audio en su mochila para comprobar si la pequeña estaba siendo intimidada en el centro educativo.

Sarah Sims dijo a la CNN que, en repetidas ocasiones, se había puesto en contacto con funcionarios de la Escuela Primaria Oceanview en Norfolk (Virginia) para expresar sus preocupaciones y sospechas de que su hija de 9 años podría estar siendo intimidada. Así que en septiembre le regaló una grabadora a la niña, que cursa cuarto grado, convencida de que la captura de estas pruebas por sí misma era la única opción viable.

"Tenía la esperanza de tener una buena idea sobre el entorno del aula… Pensé que sería una buena idea hacerlo por mi cuenta", dijo Sims a la cadena de noticias.

La mujer, de 47 años, fue acusada posteriormente de interceptación, divulgación de comunicaciones electrónicas u orales, un delito grave de Clase 6 y la contribución a la delincuencia de un menor, un delito menor de Clase 1, según una breve declaración del Departamento de Policía de Norfolk.

La felonía de Clase 6 en Virginia se castiga con hasta cinco años de prisión. Un delito menor Clase 1 conlleva un castigo de hasta un año de cárcel.

(Istockphoto)

La abogada de Sims, Kristin Paulding, no ha hecho más comentarios al respecto, pero en la CNN expresó que los cargos son excesivos.

"Me horroricé cuando escuché estos cargos. He estado practicando la ley penal durante 10 años y me sorprendió ver que la escuela decidiera ir al departamento de policía para acusarla en vez de tener una simple conversación sobre cuáles eran sus preocupaciones y cómo la escuela la podía ayudar", remarca Paulding.

Añadió que la hija de Sims podría haber sido intimidada no solo por sus compañeros de clase sino también por su maestra.

"A Sarah le preocupaba que la maestra de su hija pudiera haber estado hablando de forma inapropiada con ella", subrayó la abogada.

Thomas Shattuck, un investigador del bufete de abogados de Paulding en Virginia Beach, comentó que alguien, presumiblemente la profesora, encontró la grabadora en el escritorio de la niña y se la confiscó. Los funcionarios escolares llamaron a la oficina del abogado de la ciudad y este llamó al departamento de policía. Un oficial entrevistó a la pequeña sin el conocimiento de Sims.

(Archivo)

Shattuck dijo que eso era algo muy preocupante.

"Nueve años es una edad terriblemente joven para que un detective interrogue a un niño sin el consentimiento de la madre, especialmente si ella es el objetivo de la investigación. Básicamente estás pidiendo a la hija que testifique en contra de su madre", remarca Shattuck a The Washington Post.

El investigador reconoció que la grabadora estaba en contra de la política de la escuela, pero dijo que eso no equivale a un delito grave.

La portavoz de las Escuelas Públicas de Norfolk, Khalilah LeGrand, subrayó que el distrito no puede hacer ningún tipo de comentario sobre asuntos legales pendientes y remitió las preguntas al Departamento de Policía de Norfolk.

Este organismo, por su parte, dijo en su breve declaración que Sims fue acusada el 6 de noviembre de 2017 como resultado de una investigación que comenzó el 29 de septiembre y no hizo ninguna valoración adicional. Un portavoz señaló que Sims pagó una fianza y fue liberada.

Paulding avanzó que Sims tiene programada su primera vista judicial a principios de 2018. Ella confía en que, tras el revuelo mediático, los fiscales decidan retirar los cargos antes de esa audiencia.

Amanda Howie, portavoz de la Oficina del Fiscal de la Mancomunidad de Norfolk, tampoco hizo ningún tipo de comentario sobre este tema.

(Shutterstock)

Virginia y otros 37 estados, además de DC, cuentan con leyes de consentimiento de una sola parte, que permiten a las personas grabar llamadas telefónicas y conversaciones de las que forman parte o cuando una de las partes da su consentimiento. En otros 11 estados, cada parte de una llamada telefónica o conversación debe dar su consentimiento a una grabación.

Shattuck cree que la ley de consentimiento unipartidaria de Virginia se aplica al caso.

"La niña de 9 años conocía el dispositivo de grabación… Ella es una de las partes", aseguró.


Leer más: Infobae.com | Autor:

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

young-sheldon.jpg

Young Sheldon: Jim Parsons e Iain Armitage hablan de la experiencia de interpretar al mismo personaje en dos edades distintas

650_1200.jpg

Encuentran un modo de infiltrarse en cualquier grupo de WhatsApp